Morfina contra los sentimientos


Morphine: Take me with you
Velvet Underground: Venus in furs
Amoree Lovell: Dark Town Sally






You wanna burn your bridge? 
I'll help you start the fire. 
You wanna disappear? 
I got the manual right here










El cambio de forma. Esa es la propiedad que dio nombre a quien controla los sueños. 

Es Morfeo quien suele adoptar un aspecto humano y me visita cuando duermo. Se cuela bajo mis párpados descansados para proyectar imágenes y escenas de todo aquello que me oculto. Los recuerdos, miedos y pasiones sobreexpuestos a la luz del día que apenas percibo, que contengo enclaustrados en la vigilia, los perfila Morfeo nítidamente en la oscuridad. De su mano subo a la buhardilla donde los sauces lloran al viento en un campo sembrado de brezos pardo rojizos. A lo lejos su espalda. Siempre su espalda a contraluz. Alejándose, encaminándose a un horizonte de plomo fundido. Otras veces despierto con las manos en su vientre, inquiriendo sus pechos, su sexo. Revivo la exhalación de nuestros cuerpos, y despierto impregnado con su fragancia. Lo que descansaba amagado y en silencio acaba gritando, reclamando atención. 

Son gemidos mudos, arrastrados por el tiempo fracturado del sueño, donde no hay voces, donde las palabras no existen, pero aún así se dejan oír. Aquel "no pienso prometerte que te recordaré porque eso sería admitir que te olvidaré" susurra mis oídos. Pasado, presente y futuro. Futuro, pasado y presente. Presente, futuro y pasado. Tampoco importa el orden. El tiempo como lo concebimos es fácilmente fracturado por el creador de sueños. Lo despedaza y juega con sus piezas sin respetar los momentos. El ayer vuelve a ser hoy, y el mañana se confunde con el ayer. Son espirales. Es un arquitecto de espirales que lo contienen todo. Nada escapa. 

He mirado de prender fuego a los puentes que me sujetan al pasado, y siempre ha estado allí para evitarlo. En el futuro me espera aquello de lo que huí en el pasado. Barrerlo, eso es lo que ansío. Purgar el ayer de mis pasajes oníricos. Incendiar las pasaderas entre tiempos. Liberar el presente. Arder juntos una última vez hasta reducir tus recuerdos a cenizas. ¿Por qué olvidarte?














Imogen Cunningham~In Moonlight, 1911

Imogen Cunningham (1883 – 1976) fotógrafa americana que destacó por sus retratos de manos, detalles botánicos , desnudos y paisajes industriales. Archivo de fotos disponible en:  http://www.imogencunningham.com 





8 degustaciones:

aina dijo...

¿Sabes qué me ocurre con tus entradas? me recreo leyéndolas, una y otra vez. No me canso nunca de ellas.

Pati dijo...

Vaya... eres un romántico en toda regla.
Bonito texto.
Abrazo.

Aka dijo...

Vaya, pues gracias Aina, pero espero no con ello contagiarte demasiado la nostalgia que arrastro estos últimos días. Espero tus próximas observaciones desde uno de tus cafés de terraza.
Un beso.

Gracias Pati. Supongo que en parte puedo considerarme romántico, al menos en lo de atormentarme con amores pasados. Pero reconocer lo que disfruté en el pasado sin embargo nunca ha sido un problema para apreciar las oportunidades del presente.
Un abrazo

Pati dijo...

Mejor.. así si aparece tu salvavidas y logra deshacerse de esa nostalgia que arrastras, eres capaz de avistarla rápidamente .. ;)
Abrazo.

vera eikon dijo...

Hermoso texto. Es curioso, yo no tengo nostalgia del pasado, sino de un sueño que una vez tuve (no sé si a eso puede llamársele pasado). Me convertí en una loca que quiso hacer de ese sueño el presente, cada día. Pero es utopía, porque se quedó del lado de los sueños. Me acuesto cada noche sabiendo que no volveré a soñarlo. Y aun así no quiero olvidar...También he de reconocerme romántica. Besos

Aka dijo...

Vera, los sueños aún son más seductores que el pasado pues carece de las perfecciones e imperfecciones del pasado. Entiendo el intento de hacer real el sueño, y obviamente el no quererlo olvidar, las cosas bellas no deben ni intentarse borrar, se debe hacer un esfuerzo por recordarlas sin caer por ello en la nostalgia. Lo de romántica queda demostrado en tus poemas y textos continuamente.
Besos

Patricia dijo...

Tienes un blog I-M-P-R-E-S-I-O-N-A-N-T-E. Escribes rodeando las letras por un halo de misterio, me encanta, y en cierto modo, me recuerda a algunas partes de mi pasado, unas de ellas las vivi y el resto las imaginé, pero están en tus textos. Te sigo a los bosques.

Aka dijo...

Muchísimas gracias por el comentario Patricia, me alegro que te guste el blog, y que otro pueda sentirse identificado con partes de los textos. Serás bienvenida a pasear por los bosques cuando plazcas.
Un abrazo.