Citrato de magnesia disuelto en agua con azúcar



Se acabó. Nos despedimos, pero me llevé tu lengua en mi boca, tu sabor en mis manos, el olor de tu entrepierna y tu voz murmurada en cada orgasmo. Necesito un buen catártico.





3 degustaciones:

aina dijo...

Joder

Ainhoa dijo...

Genial.

VirginiA Dsvn dijo...

wooww... hay hombres que reparan en estos detalles!