Seguir para no encontrarse (III)


Gabriela Kulka: London calling


55°5300N 26°3200E  

Jelgava, Letonia. 
marzo1995


¿Mi padre? Menos vivo que mi padre no puede estar ningún muerto. Nunca oí conjeturas sobre lo que pensaría o lo que haría en ésta o aquella situación. Un día como otro cualquiera murió. Yo no lo recuerdo, tendría dos años cuando sucedió. Murió. Mi madre le lloró un día, y luego se le enterró. Nunca se volvió a hablar o pensar en él en casa. No al menos en voz alta. Simplemente la familia se olvidó de él. Se le dejó a solas bajo tierra. Tampoco habría mucho que explicar de él, al parecer era un tipo que no sobresalía en nada. Trabajaba en la fundición, y desgastó sus pulmones para un industrial con unos bolsillos vacíos de ética. Eso es todo lo que sé de mi padre. No necesito saber más.

Kajsa me explicaba todo aquello mientras aguardábamos en la esquina de la calle la salida del guardia de seguridad del turno de mañana del supermercado. Según ella, era el más rápido de ellos, y por tanto convenía esperar a que éste se hubiese ido a casa. Bolsillos vacíos de ética, aquellas palabras se quedaron rondando por mi mente mientras inconscientemente palpaba mis bolsillos. Vacíos como era de esperar. ¿Cuál es el volumen de la ética? De todas formas estaba apunto de dejar caer la poca ética que me quedaba en aquellas calles heladas de marzo. Había accedido a ser su cómplice en el hurto de comida de la tienda. Me quedaba algo de dinero, podría entrar y comprar algo pero sabía que ella no lo aceptaría. De alguna forma ella sentía que la sociedad estaba en deuda con ella, y que aquello no constituía delito alguno. El día antes había intentado convencerla que sólo las deudas con uno mismo pueden saldarse, y entonces me explicó la historia de su madre, del abandono, del orfanato, del hacerse cargo de su hermana pequeña, y que mi discurso no cuadraba en su vida. No he tenido vida, me contestó, me la robaron y ahora intento como puedo crearme una nueva, y si para ello tengo que robar no dudaré en hacerlo, concluyó de forma tajante. No resultaba sencillo enfrentarse a ella, su discurso era tan sólido como los edificios de hormigón que nos envolvían, y a eso había que añadirle la fuerza que imprimía toda ella.

–Su mirada. Tiene algo que asusta su mirada. Es agresiva– me confesó un día el chico alemán con el que compartimos habitación. 
–¿Su mirada? ¿Te has parado a pensar cómo la miras tú? Recibes la mirada que das. Los perros asustados solo muerden a quien le muestra miedo.
–¿Y su voz?
–¿Qué le pasa a su voz?
–Escucharla es como asomarse a un abismo, hay una tristeza cruel en su voz. Parece aflorar de una caracola, su sonido no es más que un eco ausente en un cuerpo hueco– quizás en aquello tenía razón, también ella se reconocía huera y sin vida.  

Un codazo suyo me retiró de mis pensamientos. El guarda ya se va, dijo señalando a un bulto que se alejaba calle abajo, es el momento de entrar. Asentí y empecé a caminar hacia la entrada del supermercado. El suelo estaba formado por grumos congelados de hielo. Cristal deslizante. Grueso y transparente. Mis botas gastadas mostraban poco agarre y resultaban de lo más deslizantes. No veía claro como podría salir corriendo de allí sin patinar sobre los grumos de hielo cristalino. Me sentía como un funambulista. Un malabarista de circo que camina torpemente sobre una arena con hombres forzudos y payasos aplaudiendo cada uno de mis pasos. Me llegaban las carcajadas de niños y adultos antes mis torpes avances. Payasos y malabaristas aguardaban mi caída al igual que toda la audiencia allí presente. Y no sé, si aquella sensación se debía a los equilibrios que hacía sobre el hielo de la calle, o a la estupidez que estaba apunto de cometer arrastrado por una chica que había conocido dos noches antes. Me ajusté los auriculares y di al play del radiocasete, los ladridos de una jauría de perros y la línea de bajo de "Been caught stealing" me puso sobre aviso y empezó a subir mis pulsaciones. Estaba listo para la carrera.



21 degustaciones:

Carmela dijo...

"Unos bolsillos vacíos de ética"...¿dónde está el límite, cuál es la barrera que marca la ética, es distinta para cada persona según sus vivencias?
Creo que no debemos juzgar a nadie, pero también creo que no podemos actuar arrastrados por la ética de otra persona, salirnos de nuestros propios límites.
Las fotos como siempre me encantan y la música te pone en escena.
Un beso

ana. dijo...

Joder, qué texto. En fin, me encanta como escribes y sobretodo como sabes describir cada detalle de la situación. Te sigo, espero que tengas un rato para dedicarlo a mi blog: http://mynoisythoughts.blogspot.com/
Un beso!

BELLARTE. dijo...

Me gustan las escenas de frío, y mas si es con nieve o hielo. Una escena corta pero muy bien descrita.

i*- La que canta con Lobos dijo...

La ética vacía predomina hoy en día. Es la ética que nos vende la televisión y la cultura de masas. De todas maneras la ética y la moral, como casi todos los conceptos metafísicos son complicadas y subjetivos en algunos casos. A mi lo que me guía es el CAOS. Buen relato. Interesantes reflexiones sobre los ojos y la voz. Un abrazo :)

aina dijo...

En nuestra cultura también compartimos aquello de "no hablar de los muertos", como si nunca hubieran vivido, y, aunque tengas esa necesidad, no gritas al aire su nombre para que los demás no lo escuchen.

Tu texto parece un pasaje de una historia más larga, de ahí el III supongo, habrá que leer, otra vez el capítulo I y II porque mi memoria es muy limitada. Quizás, en mi caso, lo mejor sería leerla entera cuando hayas acabado con ella.

EMMAGUNST dijo...

(Llegó el color a esta casa! por la foto de cabecera, digo...Es una imagen que retrataron tus ojos? Quieor decir, existe? Lo viste?)

C C RIDER dijo...

Dentro de esas preguntas es encuentra un silencio parlanchín. Dentro de esos bolsillos vacíos se encuentra la lengua viperina. Imagino la carrera y el vencedor, ese que vive aunque sienta la mordida. En un momento me acordé de la película húngara Kontroll, el muchacho que ...se calza los auriculares y... Saludos y que tengas buenas absoluciones amigo.

Aka dijo...

Difícil marcar los límites de la ética Carmela, es algo completamente subjetivo todo y que se tienda a buscar una ética social o de convivencia. Lo cierto es que lo peor es romper los propios valores éticos de uno mismo, eso te persigue por mucho tiempo.
besos

Aka dijo...

Hola Ana, gracias por tu comentario. Me pasaré por tu espacio. Un abrazo

Aka dijo...

Supongo que debes estar acostumbrado a estas escenas de frio Bellarte, allí donde vives también se deben formar estos bloques de hielo en las calles al inicio y finales del invierno... para mi son una pesadilla, no hay año que acabe por los suelos todo y haber perfeccionado mi andar a lo pingüino.
Un beso

Aka dijo...

Loba, la ética actual de occidente parece ser la de "sálvese quien pueda, y como pueda", es decir todo vale, pero al mismo tiempo cada vez hay más prohibiciones y control sobre todo... en fin que te voy a contar. A nivel personal el caos me atrae, nada malo tiene cuando no afecta a segundas o terceras personas.
un abrazo

Aka dijo...

Pues es cierto Aina, no había reflexionado mucho en ello, pero tienes razón que los muertos no son muy citados ni suelen centrar una conversación, y cuando alguien lo hace, se le mira con condescendencia por vivir en un pasado y se procura cambiar de tema rápidamente.
Sí, el texto es un fragmento de una historia más larga que voy escribiendo a días, ya había publicado algún otro fragmento. Quizás, si un día acabo el texto lo cuelgo completo.
besos

Aka dijo...

Hola Emma! Si viste, cayó el invierno y llegó el otoño, creo que este año llevaré un calendario invertido, rebobinando las estaciones. La foto la tomé hace una semana, está a 20 minutos de casa, es el antiguo asentamiento de la ciudad de Uppsala. De hecho, los montículos del fondo son artificiales y son tumbas de tiempos de los vikingos, y el techo que asoma una iglesia del siglo XI, de las primeras de la zona poco después que el cristianismo empezase a arraigar en estas tierras... con bastante retraso
un abrazo

Aka dijo...

Rider, los silencios están llenos de parlanchines, no callan porque no se puede estar más callado, pero aún así hablan, son difíciles de dominar. El vencedor siente la mordedura pero como dices sigue y sale airoso de la carrera, al menos de la física. No he visto, ni había oído hablar de la película que comentas de Kontroll, pero viendo el trailer y algunas críticas parece interesante, voy a ver si puedo visualizarla de alguna manera.
un abrazo

Anónimo dijo...

Hola, llegué hasta aquí a través de un blog amigo, me pareció muy bueno tu espacio, voy a quedarme por aquí como seguidor, si me permites.
Si tienes ganas (no lo tomes como un compromiso), te invito a pasar por el mío.
Un saludo desde Argentina.
HUMBERTO Dib --Este comentario lo he visto copiado y pegado tal cual y textual en muchos blog por este Sr. sin dejar comentarios sobre textos, sin hacer análisis y estoy preguntando si eso es ético, ya que veo que se crea un vacío, no aceptable, hay un uso de la persona, me llamó la atención que este señor, sigue miles de blog, dejando el mismo comentario, los pega en todos, cada uno verá cuanto exige al lugar que pone tiempo y cariño para su creación, así todos seguiríamos miles de blog. El sigue miles ocultos, para simular su estrategia poco ética, todos comentaríamos en mil blog, sin leer el post y pegando el comentario que os han dejado. Si protestamos por todo, es asunto este que deberemos analizar, todos aquellos que hemos caído en lo que creo en una acción desleal, que la permite este medio. En resumen significa que le interesa dos cominos al blog que arriba, ya que busca seguidores, y no vuelve a dejar un comentario, sino el copiado que os dejó a todos, y por primera y única vez, ya que tira el anzuelo, o se hace seguidor sin dejar comentario, total sigue miles y los oculta, para evitar la evidencia. Mi nombre será a partir de ahora ENFOQUE. Solo haga clic en un blog que lo sigue a él, y busque su comentario, todos son iguales al que le dejó a usted, los pega, claro a partir de este 25/9 me alegré, ya que el buen hombre cambió urgente sus comentarios, dejó de ser frío y usador. Así que cuando dice: me pareció muy bueno tu espacio” mi amigo, ni leyó su texto. Muchos usarán esta modalidad, pero es bueno ir sabiendo donde hay algunos baches. A que no vino nunca más a ver cómo van tus entradas? Llevo registrados más de 100 blog con el mismo comentario, pensará que somos estatuas de una misma horma. El hombre quiere pescar lectores, esa es la mentalidad de hoy lee lo mío, lo tuyo me importa dos rábanos, esto no es difamar, ya que es verdad y cualquiera lo puede comprobar, yo me he tomado esta molestia, ya que aprecio a los que abren un sitio, pero detesto a los que utilizan a las buenas personas. Ok. Es obvio que no vino más por su sitio, no le interesa en absoluto, ahora sabemos su juego. Lo haremos trabajar como todos somos recíprocos y algo solidarios, y entienda algo dónde tiene su propia dignidad, de seguro ustedes no quieren que a vuestro blog, lleguen de la forma que lo aplica don Humbertito. Ahora se está defendiendo, y ya se aprecia el nivel social, en el cual vivimos, de algunos de sus seguidores, es decir: hay mucha gente incauta, que desconoce el verdadero propósito de mí anónimo, por algo está en Blogger, y es para avisar dónde hay estas actitudes, que seguidores distraídos y bien dispuestos no se percataron de las jugarretas de algunos sujetos, nadie pone aquí en tela de juicio sus post, (sería otro análisis), Es comprobable lo que estoy advirtiendo, pero sabido es que hoy lo que predomina es la superficialidad, y muchos se conforman, es más fácil ocultar que han sido engañados a tomar cartas en el asunto, y hasta lo defienden con argumentos tristes, y están los que también usan y van en su salsa, también hay abogados (seguidores) para la gente poco honesta y clara. Pidámosle a este buen hombre que ponga en su perfil, los blog que sigue, sí, nos asombraríamos, serán miles que “sigue” claro y obvio, que no sigue a nadie, yo lo seguía y fui avisado, el hombre ya RECONOCIÓ que pegaba los comentarios, buena estrategia con la escusa, debería pedir disculpas serias, si por ende estamos llenos de sujetos arrepentidos, sabemos perdonar, pero nos agrada saber con quien tratamos o NO. Estoy indicando donde está el puente roto, como un cartel, que no dice “Fulanito” pero que útil nos es, ya que estaremos atentos a este tipo de acciones, en el futuro. A veces anónimamente se hace mucho bien.

K. Diminutayazul dijo...

'recibes la mirada que das'
reflejamos nuestra propia mirada en todo lo que vemos, eso desde luego...
un cosquilleo mágico volver a leerte, habrá que mantener la costumbre
MUA

Aka dijo...

Hola Diminuta, muchas gracias por la visita... cierto lo que vemos está distorsionado por nuestras lentes, solo reflejamos lo que queremos ver, por eso lo que a uno parece evidente, a otro no lo es... compleja la percepción del mundo...¡Pero cuánta riqueza! Un solo objeto y miles de visiones distintas, observaciones, apreciaciones...
Un beso a tu pequeño espacio azul

el maquinista ciego dijo...

…me encanta este texto, puedo ‘verlo’, e incluso oírlo, como si fuera un corto, con banda sonora y voz en off y todo. Sin pretenderlo, he ido al cine, pero con los cascos puestos, sonido envolvente y dentro de la cabeza ;))

Me gusta muchísimo la dureza de esos personajes que creen que lo despachan todo, incluidas sus vidas, en cuatro frases. Y algunos de veras sí que lo hacen, aunque reconozco que pocas cosas me provocan más curiosidad que esas historias que, se supone, no merece la pena contar. Y me gusta mucho también la gente que se resiste al sermón, que te dice claramente ‘mi vida ha sido un infierno, y tu discurso no encaja en ella. No lo intentes, me haces perder el tiempo, y es muy valioso cuando te dedicas a la mera supervivencia’. Creo que, en el fondo, paradójicamente, la mayor parte de las veces son esos seres los únicos que escuchan de verdad, quizás porque necesitan encontrar un algo más que la Nada que tuvieron…
…’recibes la mirada que das’…’hay una tristeza cruel en su voz’…qué bien dibujada la profundidad de esta chica a la que se le supone hueca….da escalofríos su intensidad y, si me apuras, su sinceridad.

…y qué vértigo todo ese circo estruendoso alrededor del funambulista que no pretendía serlo (geniales son las estupideces que cometemos por gente a la que acabamos de conocer. Suele ser que sólo en estos casos nos atrevemos; será porque aún no nos sentimos ‘etiquetados ni catalogados’, podemos ser lo que queramos, aunque estemos fuera de lugar e incluso muertos de miedo ;))

Del volumen de la ética, e incluso de la profundidad del bolsillo para guardarla no diré nada, hay grandes comentarios por ahí arriba…y además divagaría (todavía más, y qué tortura ;))

(…eso sí, curioso lo de esta banda sonora…’London calling’ me persigue desde hace años recurrentemente –es un lugar al que siempre necesito volver-, y ‘Been caught stealing’, a la que tenía muy olvidada, aparece últimamente en mi vida todo el rato, en los lugares más insospechados…..curioso ;))

Bicos, boa noite y...mañana a por el cuarto!

Aka dijo...

A mi me sucede lo mismo Maquinista, solo hace falta que alguien me explique dos o tres cosas y luego diga que no quiere hablar de ello para que me entre una mayor curiosidad por el tema, y obviamente por aquella persona y los secretos que guarda. Los secretos y misterios son mi perdición, mi adicción, será porque puedo fantasear con ellos e imaginar de aquella persona y su secreto la historia que más me agrade, y asignarle una vida a mi gusto... enfermo de fantasías, ya ves que mi diagnóstico está claro.
Me encanta, que te encante el texto. Estupideces ante alguien que acabamos de conocer, muchas, como dices no tenemos una personalidad que defender, simplemente dejar aflorar una de las muchas que nos habitan, la que más le apetezca salir en aquel momento, que suele ser más alocada y valiente, el cirujano que se lo juega todo y suele perderlo todo rápido ;) Una vez aprendidas las reglas, se juega con más templanza, e incluso se aprenden a usar faroles...
Tendrás que volver a Londres, si sientes su llamada. Yo sólo he estado una vez y me gustó, en algún momento volveré supongo, pero mis raíces y gustos suelen empujarme hacia el centro y este de Europa. Jane's addiction aparece en los lugares y momentos más insospechados... parte de mi banda sonora en los primeros años de facultad.
No te agobies por tu extensión, tus divagaciones no resultan una tortura... lejos de ello, son reconfortantes, y siempre aprendo de mis propios textos al ver lo que descubren otros en ellos.

Bona nit, molts petons

el maquinista ciego dijo...

Coincido contigo: adicción total a los secretos y misterios, sobre todo los de personas ‘que no quieren hablar de ello’ y los de los lugares ruinosos y abandonados, por eso mismo que tú dices, les puedo inventar mil vidas y elegir con cuál me quedo (uno de mis pasatiempos favoritos de otoño es, después de un café y periódico, sentarme en un banco –es uno concreto, así que no lo nombraré, me guardo el secreto...- e imaginarme quiénes son y cómo viven los que pasan...-si es que el DNI dice ‘joven’, pero soy un abuelito ;))
Sí, en esos momentos me suele salir a mí también ese cirujano, el valiente y temerario, mezclado con una pizca del optimista (aunque por lo general aparece en escena el que desconoce las reglas y lo acaba estropeando, jeje). Es verdad, todo se vuelve menos emocionante por culpa de la cautela fruto del conocimiento de las reglas...
Londres me llama porque lo siento como una de mis muchas casas, no voy de ‘turisteo’ y eso me relaja, aunque puestos a viajar, me decanto en estos momentos por otros lugares (Hungaria –que no Hungría..- será lugar maravilloso al que volver, y últimamente quiero ir a Croacia y Alaska, aunque reconozco que me vale siempre cualquier lugar, soy como un ‘canciño’ –perrito en gallego, aunque con connotaciones más ‘riquiñas’ e incluso profundas, no es en gallego sólo un 'cachorrito', pero no sé cómo explicarlo...-, que allá donde se echa ya tiene un hogar, y todos me gustan ;))

Agradezco no ser tortura, me encantan estos ‘vinos conversados’ en tu espacio.

Bo día, boa finde e moitos bicos ;))

Aka dijo...

Sentarse a ver pasar a la gente e inventar vidas es un gran ejercicio, ¿quién no lo practica de vez en cuando? Los parques, paseos con terrazas, estaciones son lugares idóneos por los que circula una cantidad ingente de personas a las que reinventar...
Creo que he entendido el concepto de "canciño" :) no encuentro palabra equivalente en castellano o catalán pero lo entiendo.

Igualmente Maquinista, buen fin de semana!

Una abraçada