Horizonte vertical


President of the united States of America: Kitty


–Su gato parece padecer el síndroma del gato volador, eso el lo que me ha dicho el veterinario.
–No jodas, ¿en serio? ¿Existe eso?
–Eso parece.
–¿Lo has buscado en internet?¿Qué diablos es un gato volador?
–No, todavía no me ha dado tiempo de informarme un poco más de lo que eso implica. Pero parecer ser que se trata de gatos con una exagerada tendencia a moverse por las alturas, saltar y tentar la suerte de la caída de una manera desmesurada. Añadiendo a ello una mala capacidad de cálculo de las distancias.
–Vaya. Resumiendo: un gato suicida.
–Algo así.
–Una version científico veterinaria de las populares sietes vidas del gato.
–Si quieres verlo así, puede ser. Pero uno que agota las siete vidas a mayor velocidad que los otros.
–A todo eso, ¿qué le ha pasado esta vez?
–Afortunadamente no mucho. Se ha fracturado ligeramente la mandíbula inferior, y se ha roto, otra vez, una bolsa celomática. Como la última vez, se pasará tres días durmiendo y reposando en su cesto, se levantará para comer, eso sí debemos darle comida blanda, nada de comida seca durante un mes…
–¡Vaya con el señorito! ¿Estás seguro qué no sabe lo que hace cuando se arroja por la terraza?
–¡Vamos! La comida blanda tampoco le gusta tanto. No hasta el punto de lanzarse por la ventana o la terraza desde un quinto piso para disfrutar de ella unas semanas, digo yo.
–Bah, de este bicho no me sorprendería nada. Nos tiene dominados, no son de fiar estos mininos. ¿Sabias que son portadores de un protozoo parásito? 
–Si claro, como muchos otros animales, también nosotros somos hospedadores de parásitos.
–Ya, pero el suyo es maquiavélico. Gato y parásito están compinchados. Del gato pasa a ratones y ratas, se enquistan en sus cerebros y allí modifican su conducta. Los pobres ratoncillos infectados se vuelven intrépidos y descarados, y en vez de huir de los felinos se pasean vacilantes ante ellos. El parásito inofensivo para el gato, se sirve de él para hacerse con ratones de una manera sencilla.
–Elegante solución, ¿no crees?
–¿Quién te asegura que no usa las mismas tretas con nosotros? Le cedes tu rincón del sofá, se tumba sobre tus libros y te impide leer y estudiar, le haces carantoñas cada vez que las exige… Te tiene dominado.
–Sí, tanto como a ti. Pasa las noches en tu habitación, y en cuanto maúlla un par de veces corres a llenarle el cuenco de comida.
–Maldito bicho. Seguro que tenemos un quiste de esos en el cerebro que nos manipula de manera que sintamos la necesidad de cuidar con el mayor esmero a los gatos. ¿Cómo explicas sino ese placer incontrolado por rascar sus tripas cuando ronronea despachurrado al sol en la terraza? Estamos siendo controlados al igual que los ratones que salen de sus madrigueras y bailan frente a los gatos ofreciéndose en sacrificio. Generan ratones mansos, que sienten una extraña neuropasión por constituir su cena fácil, y humanos esclavizados y serviles para satisfacer todos sus placeres. Heredarán el mundo y se les rendirá pleitesía. Tiempo al tiempo.
–Ojalá. Mejor una oligarquía gatuna a una mercantilista como la actual.



23 degustaciones:

i*- La que canta con Lobos dijo...

MIAU!!! jajaja... que conste en acata que soy más perruna que gatuna, pero bueno... será porque tengo a mi lado una perrita 13 años ya.

Te dejo el dúo de los gatos de Rossini jajajjaja

http://www.youtube.com/watch?v=z1gB4p3EpJs&feature=related

Lo dicho, Miau!!

Aka dijo...

Muy bueno el duo gatuno de Rossini Loba, no lo conocía. es de lo más original. Yo soy más gatuno por cuestiones de espacio, pero de poder también me gustan los perros, y la convivencia de ambos, aportan cosas distintas. 13 años son muchos, no me extraña que seas perruna, se coge cariño bien rápido a estos bichos.

Un beso, una tontería de texto pero he conseguido arrancarle un maullido a una Loba que no es poco!

BELLARTE. dijo...

Yo por eso no tengo gatos...... Pero la idea de La "oligarquía gatuna" no esta del todo mal.

Vera Eikon dijo...

A veces me divierto pensando en una posible reencarnancion en distintas especies animales(incluyendo al hombre), e indudablemente el gato sería nuestra última y más sofisticada forma. Últimamente a mi gata Ruruk se le da por caminar por la cornisa de la mampara de la ducha. Dióscuros no puede imitarla porque está un poquito más gordo y es algo más torpón que Ruruk(quien es una auténtica sílfide). Pero leyéndote no pude evitar acordarme que el otro día en un bar nos pusieron de tapa un pollo suicida. Y no te rías, es en serio, el pollo hacía como tu gato y lo bautizaron de tal guisa que al final prefirieron asarlo. Pero bueno, si continúo con los gatos me pongo tierna y sentimental. Así que...Me ha gustado este relato, es original y un nuevo giro en tus escritos. Besos felinos!!!

Aka dijo...

No, no estaría mal, yo daría lo que fuese por pasar mas horas rascándole la barriga o dándole carantoñas al gato que yendo a trabajar.
Besos Bellarte

Aka dijo...

Mi gato suicida (el que aparece durmiendo en la foto) y que cayó 3 veces desde el ático cuando vivía en Barcelona también le gustaba caminar sobre la cornisa de la ducha y también había caído a la bañera más de una vez, luego el problema era ir fregando todos sus pasos por el piso... Lo del pollo suicida si que es curioso, cuando lo he leído la primera vez me he imaginado a un pollo arrojándose voluntariamente en la cazuela, la imaginación que me juega malas pasadas.
Besos gatunos Vera

C C RIDER dijo...

Aka, adoro a los gatos, no desconfío de sus bondades, al igual que ellos se acostumbran a su manía mía, criticada por cierto, de hacerlos volar. Lanzarlos uno o dos metros sobre mi cabeza y caer en la alfombra, sofá o mesa del salón. Muy propio de mí. ¿Será que el protozoo causa en mí efectos adversos?. Me ha gustado mucho la entrada anterior y apenas pude responderte, me pasa contigo, Mixha, Ahab y Stalker. Necesito paladear o dejar un espacio antes de yo escribir nada. Ahora tampoco puedo comentarte “Rumbo a Tarsis” pues me he puesto a estudiar la extensa historia de Gerión, el vínculo con la geografía de tartessos…. y claro, la torre de Hercules. Pero me has trasmitido una sensación muy proustiana con los panecillos aquellos. Te deseo un buen fin de semana, rodeado de libros y paisajes.

Carmela dijo...

Aka na refrescante delicia leer este texto, la verdad es que me has hecho meterme en la conversación e imaginarme toda la situación, jaja vaya tunante es ese gato.
A mí me encantan, al igual que los perros, aunque no tengo ninguno, tengo bastante con la marabunta de hijos que tengo.
Los gatos, me encanta su "falsa" independencia y el cariño que llegan a cogerte.
Las fotos de tu gato son muy entrañables, se ve que es mimoso.

Un beso

Aka dijo...

Rider por lo que dices tu protozoo debe estar mal implantado. Aunque creo que quien más quien menos alguna vez hemos arrojado al aire un gato, yo al menos debo confesar también dicho delito-placer. No te preocupes por lo de comentar tarde, cualquier momento es bueno es para comentar,... si encuentras información interesante sobre Tartessos y Gerión ya me lo comentarás, yo solo pude leer un poco buscando cosas por internet, donde ya se sabe que hay de todo, pero el origen de la fuente suele ser desconocido. Yo encontré cosas aquí:
http://www.celtiberia.net/articulo.asp?id=1484
a veces tienen artículos buenos, y a veces muy malos, pero es un foro interesante con mitos, topónimos, etc.. relacionados con la península Ibérica antigua.
Gracias por los deseos, e igualmente que disfrutes de un buen fin de semana. Abrazos

Aka dijo...

Carmela, imagino que una marabunta de hijos es suficiente para mantenerse entretenida! Y seguro que al gato lo veríais poco, curiosa la tendencia de los niños a estirarlos por la cola... son el verdadero pavor de los gatos :) Si que se les coge cariño, y mucho, creo que ambos nos mostramos una falsa independencia el uno al otro, pero sabemos de nuestra dependencia todo y llevarla amagada... tampoco hay que dejar que se infle tanto su ego!!

besos, y buen fin de semana

Carlota Garrido dijo...

jajajajajajaja...yo también prefiero la oligarquía gatuna. Los míos de hecho se han apoderado de todo, casa, cama, piel, conspiran a mis espaldas su próxima conquista pero yo les dejo porque en cuestiones de ternura siempre me dejo ganar a tiempo y porque soy un poco vaga como para discutirlo todo con sus insistentes maullidos.

Lazaro dijo...

Me viene al pelo tu relato ahora que yo tambien estoy incubando ese misterioso protozoo; aunque tambien me hace recordar a un perro que conoci en el sitio donde trabajaba antes, se llamaba Rantanplan, y a pesar de varios atropellos, el tio seguia paseando por medio de la calle, con su cuerpedillo negro, flaco y un poco ladeado, y con una cara de tonto que enseguida te inspiraba lastima. Saludos.

STAROSTA dijo...

Hola

Jjajajajajajaja



Ahora mismo tengo un gato a mi lado.....pero no por mucho tiempo....ya vera este maldito gato como le boicoteo sus planes....jajajaja

Excelente amigo. Excelente


Saludos

STAROSTA

el maquinista ciego dijo...

...le noto a usted de muy buen humor, me encanta; un respiro y una carcajada entre tanta profundidad en la perspectiva de campo son siempre geniales para soltar el aire que uno coge de más, jeje, aparte de aligerar un poco la mirada.. ;))
...he tenido que buscar 'celomático' y me ha dado mucha pena el pobre animal (aunque sea tan dominante..), mira que romperse la bolsa existente entre la pared del cuerpo y las vísceras...auch!
No sé si conoces la saga de cómic The Sandman, de Neil Gaiman (sobre el Señor del Sueño), que, por cierto, es increíble, una de las mejores historias jamás contadas, y con muchos dibujantes también geniales -otros no, pero siempre merece la pena, Gaiman es un gran imaginador y escritor, sin duda; pues bien, en el tomo del 'País de Sueños', está el 'Sueño de un millar de gatos', que te recomiendo encarecidamente, a ti y a todos los amantes de estos 'lindos gatitos'........Una historia genial y bueno, no adelanto más, por si alguien lo acaba leyendo...)

Feliz saturday night sin fever y mejor mañana de domingo, que espero sea amable con usted.

Petons, que se di na súa terra ;))

Aka dijo...

Carlota yo también me rindo a sus deseos, y en mi casa pocas o ninguna victoria más pueden obtener, será por eso que se pasan el día fuera en la calle haciendo quien sabe qué. Un beso

Aka dijo...

Debo reconocer que la cabeza ladeada de los perros y caída triste puede competir con un gato Lázaro. Recuerdo el perro de mis padres, un sabueso de largas orejas que solía hacer ese gesto, o bien cuando no entendía lo que le decías o cuando sabía demasiado bien lo que ibas a decirle tras una de sus trastadas... el efecto era inmediato, se las saben todas y se hacen querer tanto unos como otros.
Un abrazo!

Aka dijo...

Espero no seas muy drástico con tu felino Starosta, siempre puedes usar esa máquina que tienes para rebobinar la mente y liberarte de las manipulaciones del protozoo cada vez que sospeches de ello...

abrazos

Aka dijo...

Maquinista ha salido el sol unos días y el paisaje se ha teñido de ocres. El archipiélago báltico está precioso en esta época cuando el sol nos visita, y me resulta imposible no estar de buen humor ante tal espectáculo.
Si pobrecillo, lo de romperse la bolsa celomática debe ser molesto, mi anterior gato, que se la rompió un par de veces pues era uno de esos gatos con síndrome volador (el amo también, pero el vértigo le mantiene a una distancia prudencial de las cornisas), daba mucha pena esos días de reposo y su cara reflejaba bastante dolor... que "humanos" pueden parecernos a veces.
Conozco la saga de The sandman, tengo incluso una de las seríes, la de las Benévolas pues me gustaron en su momento los dibujos, y por aquel entonces los cómics los compraba más por los dibujos que otra cosa... leí otros capítulos pues en la facultad había un compañero que era un fan de la serie pero no recuerdo haber leído la historia que comentas. Procuraré recordarlo para buscarlo cuando baje a Barcelona.
Bicos y que disfrutes de un precioso domingo que aquí ha amanecido radiante!

el maquinista ciego dijo...

Me alegro por ti Aka, porque se te hayan teñido alrededor los paisajes de ocres, a mí personalmente me parecen maravillosos los tonos y colores del otoño soleado (no tienen el estallido de las flores, ni el subidón enfermizo de los verdes brillantes….simplemente son paz y tranquilidad de espíritu, lo mejor para el cambio de estación ;)) ‘Archipiélago’ y ‘Báltico’ siempre suenan increíbles, ya sólo con repetir las palabras un par de veces se pone uno de buen humor, así que no me extraña que agradezcas el espectáculo!
Yo sólo he ‘tenido’ un gato (he convivido con más, igual que con muchísima gente.., pero compañero mío, sólo hubo uno), y era casi casi humano. Una de las mejores ‘personas’ que he conocido, el Michu…te agachabas y te rodeaba con las patas, te daba un abrazo, un beso y se marchaba. Se iba a dar paseos contigo por el campo, como un amigo, y cuando se cansaba, te miraba y entendías que daba la vuelta. No hacía falta más…Nos queríamos, pero ninguno demandaba nada; vaya, una relación perfecta. Y no he necesitado ni querido volver a tener otro gato……..prefiero los perros….
Jaja, la facultad debe de ser sin duda el lugar en el que todos descubrimos a The Sandman porque tenemos un compañero enloquecido con/por él ;)) Las Benévolas también geniales, sin duda. Y ya te digo, si tienes oportunidad, el País de Sueños es otra joya más..
El domingo fue casi perfecto, también radiante (gracias por los buenos deseos) incluso escribí una carta-cuento, en papel, de las de verdad, no le digo más!
Que tengas feliz semana, que la belleza del ocre te acompañe y que te traiga algún relato –y si no es propio, a ver si te cae alguno de regalo…;))

aina dijo...

Qué comentarios tan elaborados. Yo, brevemente, diré que me gusta (también) esta nueva forma de contar la historia a modo de diálogo, se hace ligero y ameno.

Aka dijo...

La primavera es todo estallido, es como dices la vuelta a la vida después del invierno (y aquí lo noto mucho más que en Cataluña obviamente), y el otoño tranquilidad, ese estado en el cual paisaje y alma se van acoplando suavemente para adormecerse ligeramente durante el invierno. Es una estación deliciosa.
Independientemente de perros o gatos, es increible como se hacen querer y el afecto que se les coge a los animales. Yo tengo grandes recuerdos de todos ellos, de los gatos y perros que han pasado por mi vida, y supongo que seguirán pasando, me cuesta concebir una vida sin ninguno de ellos. Miraré de buscar la serie del País de Sueños ya que ahora los compañeros de facultad quedan lejos y nadie va a poder prestármela.
Celebro el buen fin de semana, el mío también lo fue con visita a Estocolmo y el archipiélago. Los días de sol me parece una de las ciudades más preciosas que conozco. Una carta en papel!! Eso si es noticia, que ilusión para el receptor... nada más excitante que recibir una carta de las antiguas, a mano y papel!! Leeré tu nueva estación, que veo que Maquinista y Muchacho han descubierto el vagón restaurante... a ver que se cuece por allí.
Besos

Aka dijo...

Sí, has vista Aina, parece que los gatos y los animales de compañía en general levantan pasiones. Es cierto que los diálogos suelen ser más ligeros, cuando en una novela llego a un diálogo respiro pues le da un nuevo aire, y permite una mayor agilidad a la escena que la narrativa.
Besos

CataLina dijo...

jajaj muy buena la entrada (:
me gusta tu blog , yo te sigo . Vos em seguis?

http://pensandoloindispensable.blogspot.com