Nudos


Raleigh: Murderer



La vida solo puede ser comprendida hacia atrás, pero únicamente puede ser vivida hacia delante.

Sobre todo, no pierdas tu deseo de caminar: Todos los días camino hasta encontrarme en un estado de bienestar y para evitar cualquier enfermedad; caminando he logrado mis mejores ideas, y no conozco pensamiento alguno, por gravoso que sea, del cual uno no pueda librarse caminando... De manera que si uno sigue caminando, todo estará bien. 
Søren Kierkegaard, Carta a Jette (1847).


Píntame en tu almohada y tus sábanas. En algún lugar... en algún lugar existe una pieza que se me escapa. Se me antoja olvidadiza, pero puedo sentirla. Sus mensajes son alfileres. Alfileres internos que guardo y quieren salir. Vuelvo al pasado sobre mis huellas, siguiendo un rastro de engaños que he ido anudando uno tras otro. Nudos de Calabrote que ahogan lenguas y palabras en un discurso mentiroso continuo. Escenas borrosas tensadas entre nudos tejedores que me llevan a las tripas del bosque. Escoltado por el metálico cántico emitido por un Trepador Azul. ¡¡Chuiit–chuiit!! trina reclinado sobre el tronco del árbol antes de desaparecer para volver aparecer un poco más abajo por el otro lado. Hojas de robles y encinas devoradas por lianas tamizan la luz aquí dentro. Tu recuerdo olvidado reposa cerca, lo até con sucesivos nudos de Margarita a medida que se vaciaba el reloj, para así acortar la distancia que me separaba de aquel primer engaño. Mis pies ya no andan para mí, no responden a razones ya hace mucho tiempo. Me dejo llevar por su instinto de supervivencia, guiándome por el sendero de lo pasado en éste bosque familiar. 

En medio del claroscuro, un prado. Y en el prado el cabo se anuda mediante un as de guía al tobillo de una mujer. "Píntame en tu almohada", grita una corneja escondida imitando tu voz. "Píntame en tu almohada y tus sábanas", contesta otra agazapada en un arbusto. La mujer pálida y desnuda habla callando. "Píntanos", gimen varios pájaros a la vez alzando el vuelo. Sus ojos de leche se derraman, como cuando mojabas las galletas en el tazón, hasta quedar huecas sus cuencas. "Píntame en tu almohada para llevarme hasta ti" susurra algo a mis espaldas. Y cuando me vuelvo, la mujer ya ha desaparecido y en su lugar un pozo. Un pozo oscuro, lleno de crujidos. De un golpe sordo y de huesos rotos. Hueco que acoge un relieve escabroso. El de un sueño maldito al que me atan las sogas, por muchos engaños que ponga por en medio. 



23 degustaciones:

i*- La que canta con Lobos dijo...

Te regalaré un cazasueños para que no tengas esas pesadillas. Yo tengo uno arriba de mi almohada en el cabecero de la cama. Son plumas grises, y en el medio hay una salamandra. Un abrazo.

Lazaro dijo...

Genial Aka, enseguida he pensado en Poe al leer esto, no se si te habras inspirado en el, fantasmas de mujeres, pajaros que hablan y acusan, sentimientos de culpa anudados a la conciencia,imagenes y recuerdos macabros que pesan como el plomo. Un abrazo amigo.

Aka dijo...

Ja ja Loba, no sé si estos atrapasueños funcionarían. Son para sueños nocturnos, los míos son más bien diurnos. Los nocturnos son perfectos! No me traen problemas, es más, cada vez aprendo a disfrutar más de ellos, recordarlos, y reclamarlos de una noche a otra. Pero gracias por la oferta :)
Besos

Aka dijo...

Leyéndolo si que recuerda un poco a Poe. Supongo que cualquier mención de cuervo, o pájaro que hable de malos presagios o de mensajes perturbadores conduce inmediatamente a pensar en el maestro. No me he inspirado en Poe, no conscientemente al menos, hace años que no leo nada suyo y no lo tenía presente, pero ya sabemos que la memoria tiene libertad para hacer lo que quiera, así que sí, es muy posiblemente que me traicionase. Encontró en la web la foto de la mujer india (creo) adornada de muerte, y me impresionó tanto que el resto me vino solo.
Un saludo Lázaro

C C RIDER dijo...

Si ultimamente no escribo, es porque no camino. Pintarrajeo mis labios con whiski y ahorita hago.

Frida la llorona dijo...

En las entrañas de los bosques surgen los sueños, detrás de cada árbol, en cualquier rama u hoja minúscula...y se dibujan esos sueños y se revelan no como sueños sino como realidades. Pero uno se siente vivo, no atrapado en duermevelas...

Abraçada forta,com sempre...

Vera Eikon dijo...

Es curioso porque a mí también me ocurre eso de que cuando camino mi pensamiento va a la deriva, y abre nuevos caminos allí en donde nunca existieron. También es al caminar donde me surgen las mejores ideas. Somos soñadores de día, Aka. Y como ocurre en la noche, alguno de estos sueños también tienen matices de pesadilla. Y así mismo la naturaleza alrededor parece convertirse en parte de ellos. Sobre todo en tu caso, porque entiendo que la naturaleza es imprescindible en la escritura. Y en tus textos está intensamente viva, y adquiere cualidades humanas. Perturbadora entrada. Besos

Aka dijo...

En algún momento hay que pararse a descansar, luego ya se volverá a andar. Con gusto te acompañaría con una copa de whiski, que le aproveche y que lo disfrute Rider.

Aka dijo...

Los bosques tienen magia, y esconden sorpresas en todos sus rincones, despiertan sueños de todo tipo, sobre todo de los buenos... nada mejor que andar por un sendero y dejarse llevar, descubrir.

una abraçada Frida

Aka dijo...

Cierto Vera, yo creo soñar más de día que de noche, al menos son sueños conscientes, por suerte de las pesadillas diarias no suelen tener la intensidad de las nocturnas. La naturaleza siempre ha formado parte de mi vida, desde la infancia he estado en contacto con ella, y siempre he corrido a ella a resguardarme (todo y que necesites mis dosis temporales de urbanismo y grandes ciudades para nutrirme básicamente de cultura), y por ello queda tan reflejada en mis escritos... especialmente aquí en Suecia, la tengo tan cerca y es tan "salvaje" por decirlo de una manera que resulta imposible no sucumbir a su atractivo.
Besos

Ina dijo...

Me has recordado una canción que dice "i'm having daymares in daytime".

A mi los nudos me dicen "red" y la red me dice "seguridad".

:)

María dijo...

Anidas tus sueños, pesadillas o recuerdos, en la magia de un bosque en donde hay claroscuros, luces y sombras.
Desnudas las ataduras de sentimientos mientras caminas salvando los obstáculos... y lo haces magníficamente.
Enhorabuena, es un estupendo post.
Un abrazo.

Aka dijo...

Pesadillas diurnas Ina, a veces tienen lugar. Buen giro el de nudos a red... yo los veía más como una sucesión de sogas que sujetan al narrador a sus experiencias y no le permiten desligarse de ellas... ni de las buenas, ni de las malas

un beso

Aka dijo...

Gracias María por el comentario, si las pesadillas mejor atarlas en lo más escondido de un bosque, aunque inevitablemente se vuelva al rincón. No se puede escapar de uno mismo.

besos

BELLARTE. dijo...

Deje un comentario hace días y no se guardo.
En fin.
La sensualidad en las mujeres desnudas. A mi me recuerdan a el llamado de las sirenas, que conducen a la perdición, a un hoyo negro, que buen relato hasta me recuerdan a las ninfas, mi favorita es Eco. Es como mitología mezclada con sueños, como si alguien lo soñó, quizás exista.

Ina dijo...

Que a ver si me indexas! No?
:D

el maquinista ciego dijo...

...es curioso cómo últimamente los pájaros, y sus plumas y sus cánticos, están más presentes que nunca en todo lo que me rodea, ya sea material, inmaterial o personal (de carne y hueso cercanos o cibernéticos, como en este caso...el caso es que ahí están....)...y no puedo evitar pensar '¿qué estarán queriendo decirnos? ¿lo llegaremos a descifrar?' ...
...hace tiempo comencé un poemario, 'La estrategia de las aves migratorias', que, como tantos otros, no terminé, pero a partir de ahí empecé a observar a las aves y descubrí que, al menos las que danzaban ante mí cuando iba conduciendo, iban siempre en formación impar...no sé si es ley de vida el que haya siempre alguien, algo, aparentemente 'de más', aunque para mí es más bien 'un algo más'...como todo lo que se ve y se escucha en los bosques y en las noches (aunque se nos revelen en medio del día...)

...perdona, Aka, divagué...me gustan los nudos, los pájaros, las hojas que fabrican los bosques y los números impares...pero me dio miedo adentrarme en ese bosque de alfileres internos que veo como árboles punzantes y sus mensajes que caen como hojas cortantes...también las voces imitadas, burlas tras los abrustos...
...y las tinieblas y las sogas con que tantas veces estrangulamos nuestra memoria...o ella a nosotros...ya no sé quién maneja 'la factoría' de recuerdos....pero creo que todo depende del paso al caminar, de avanzar o retroceder, así que me has convencido, bajo a dar ese paseo!

(cierto es que la vida sólo puede ser comprendida hacia atrás, pero lo bueno es que siempre podemos hacer un alto a mitad del camino, echar un ojo, respirar...y dejar de mentirnos antes de continuar ;))

Abrazos al revés, como nudos que se deshacen. Y buen fin de semana tenga usted!!

BELLARTE. dijo...

En la cultura japonesa hay una técnica llamada "shibari" o "bondage", no se si lo hayas escuchado, inventada como una técnica de sutil y codificada forma de tortura y amordazamiento de prisioneros, el shibari, que solo podía ser ejecutada y enseñada por un guerrero samurái, con fine de, torturar y amordazar, y después con fines eróticos. interesante no? tiene que ver con tu relato?

fus dijo...

El camino se hace al andar, como decia Machado, y los sueños evocan imàgenes o fantasias ocultas en nuestro cerebro, cuando dejamos de andar y nos paramos a descansar es cuando ellos aparecen y nos hacen vivir esas fantasìas que tenemos intrìnsecas.
Acabo de conocer tu blog y me ha gustado mucho como escribes, con tu permiso me quedarè cerca para seguirte.
Te invito a que pases por mi blog si tienes tiempo libre.

un fuerte saludo

fus

Aka dijo...

Bellarte,
quizás tenga algo de sirena la figura del bosque, pero en este caso más que una seducción se trata de un recuerdo, de algo que se pretende olvidar pero que no se nos permite. En cuanto a los nudos, me vinieron como un mero juego, un elemento que uniese la realidad con el recuerdo, con las pesadillas, como dos mundo diferentes pero ligados a través de cada uno de nosotros y la relación que tengamos con ellos. Conozco la técnica, bueno más bien de su existencia, pero no pensaba en ella, de nudos se hacer los de los zapatos y poca cosa más.
Un abrazo

Aka dijo...

Te indexo Ina, echaré un nudo entre blogs :)

Aka dijo...

Maquinista, celebro que la naturaleza esté presente en su vida, que menos en alguien que disfruta conduciendo un tren, de lo contrario supongo que se hubiese conformado con dirigir un metro o un tranvía en un centro urbano, evitando enfrentarse a los espacios abiertos y los paisajes que brinda la naturaleza. Debo reconocer que me entró cierto pánico cuando escribí el texto, no era esa mi intención cuando empecé a teclear, pero la noche, la música que sonaba en ese momento se conjugaron para crear esa atmósfera enrarecida que creció a parir de la foto de la "muerte" mejicana que había encontrado pocos días antes.
La observación de pájaros en tres en tres puede ser completamente correcta, no sé si será el caso, pero en bastantes especies las parejas cuentan con uno o dos "ayudantes", normalmente familiares (primos, etc) que antes de crear su propio nido y familia, aprenden cuidando de los pollos de otros, colaborando en la búsqueda de comida, etc... En otros casos puede ser simple comportamiento gregario, ¿el tres? quién sabe, quizás exista una razón para ello... igual que la existe para que muchas chicharras solo metamorfoseen y emerjan cada 7 o 13 años, siempre en números primos! Al ser solo ser divisibles por si mismos, sus depredadores nunca pueden ajustar sus poblaciones a esos ciclos a menos que sigan ciclos exactamente iguales de 7 y 13 años. Es increíble!! Pero bueno, esta vez soy yo quien desvaría...

Le dejo disfrutando de su paseo, un abrazo desligado :)

Aka dijo...

Muchas gracias por detenerte a leer y comentar. Caminar para avanzar, cierto. Bienvenido! Te visito.

un abrazo