Arquitecturas


Naked City: Sicilian clan



Llegó el momento de las vacaciones, de migrar, al revés de las aves, de norte a sur en busca de sol y calor, pero básicamente de calor familiar y humano, de reencontrarme con gente en Barcelona, así que estaré un par de semanas desconectado. Muchas gracias a todos los que os pasáis por aquí voluntaria o involuntariamente, y sobre todo a los que dejáis comentarios. Espero reencontrarme con vosotros a la vuelta en unas semanas. Que tengáis un buen agosto y hasta la vuelta. 



El agua escapa por su boca. He encendido el grifo. Con el cuenco de mis manos procuro capturarla. Observo como se llenan hasta desbordarse, y sumerjo mi rostro en ellas. Repito el proceso una segunda vez. Y una tercera. Le sigue una cuarta, una quinta, y así hasta que pierdo la cuenta. Manos de agua una y otra vez sobre la cara. Por mucha agua que me eche, no podré limpiar la noche que arrastro conmigo. Detengo el grifo y me siento. Las piernas están exhaustas, no confío en ellas. Ayer quemé mi ser, y he encenizado los recuerdos. Escondo la cara entre mis manos, presiono la cara y me ciego. Vuelvo al negro con la esperanza de que entre las sombras rebrote un destello.

Escucho como el desagüe engulle el fluido y éste se precipita por la tubería. Cae girando con las arquitecturas del edificio, buscando una fuga que encuentra dos plantas por debajo. Antonia llena una olla con agua. Es domingo, su nieta llamó el viernes para recordarle que hoy pasaría a comer por su casa. Está casi todo preparado, solo falta echar el arroz cuando el timbre le advierta de su llegada. Mira el reloj, cuelga el delantal y tantea en el bolso hasta dar con las llaves. Cierra la puerta al salir, y se asegura de girar los dos cerrojos antes de dirigirse al ascensor. Le da tiempo de asistir a misa antes de que su nieta llegue.

El ruidoso mecanismo del elevador me hace salir del letargo. Ha pasado el tiempo. No sé cuanto. Segundos, minutos, tal vez media hora o más, y sigo sentado en el lavabo. La sombra  de la noche sobre mí no me ha abandonado. Los párpados pesan, agotados de detener la luz de un día ya avanzado. Me agarro al lavabo con las dos manos y hago un esfuerzo por levantarme. Evito la confrontación con el espejo. Sin pensar me visto con lo primero que encuentro, enciendo la radio para huir del silencio e introduzco un par de rebanadas de pan en la tostadora. Desde la mesa, un gato gris y viejo de malos modales, observa la escena con aire hastiado. Es el gato de la vecina. Cuando ella no está, suele saltar por la galería hasta mi apartamento. "Hora de irse", le digo mientras me dirijo al lavabo para lavarme los dientes. 

Allí me aguarda el espejo. Su reflejo y la realidad que proyecta. Hace un tiempo ya que no me reconozco. Me niego a creer que la imagen especular que emite se corresponda con mi persona. Me irrita hasta el punto que golpeo con fuerza el centro del mismo con la intención de romperlo, de acabar con aquella imagen de dos mundos no identificados. Y así es. El espejo que nos separa se parte y mi mundo empieza a caer al suelo, me quiebro en cientos, miles de pequeños fragmentos. Quedo despedazado, dispersado por el suelo. Gritando en silencio, pues mis pulmones y mi boca no se encuentran. Me he roto, y ahora en el suelo tomo conciencia que no me pertenezco, que esa es mi naturaleza, mi estado desde hace tiempo. Me he ido fragmentando continuamente, perdiendo piezas en cada episodio de mi vida. Eso es lo que soy. La mano que siempre se enlazaba con la suya, o se asía a su cintura durante los paseos, quedó huérfana la tarde que ella se fue caminando en otra dirección. Mis yemas se perdieron entre su cuerpo, cuando la exploraban y escribían sobre su piel. Los labios se desgastaron, perdidos en sus sonrisas y mi mirada se fue apagando ante el brillo de sus ojos. Pedazos. Eso es lo que queda de mi yo. Permanezco allí, en el suelo, descompuesto.





19 degustaciones:

aina dijo...

Qué decirte!, mezclas desesperación con resignación y es difícil combinar ambos pesares. Tú lo haces magistralmente y das a cada adjetivo su verbo y dejas otras escenas en segundos planos, pues poco importan cuando uno se siente tan abatido.
Te rompes y nos rompemos contigo.

Carmela dijo...

"Me he roto, y ahora en el suelo tomo conciencia que no me pertenezco, que esa es mi naturaleza, mi estado desde hace tiempo. Me he ido fragmentando continuamente, perdiendo piezas en cada episodio de mi vida." Este fragmento de tu delicioso texto ya por si solo tiene toda la fuerza y contundencia de tu relato.
Siempre me ha gustado la imagen de nuestro yo en un espejo y las posibilidades que ofrece.
Las fotos,como siempre, perfectas con el relato.
Un beso Aka.

Frida la Llorona dijo...

Dolor en su más pura esencia, un vino amargo, pero deliciosamente bordado en tus palabras. Los espejos...sin distorsionar se nos quiebran en diminutas imagenes que son el puzle de nosotros mismos.
Un beso desde este Sur que te espera...

vera eikon dijo...

Tiene mucha fuerza, Aka. Una se fragmenta al leerlo. Que pases unos días hermosos. Qué emoción la del reencuentro!!! Besos

Ina dijo...

Muy bueno.
Que tengas unas felices vacaciones!

Kristel dijo...

eso es lo que eras, lo que queda, pero de otro yo

disfruta
aunque si hablas de reencuentros, de Barcelona... poco más te hace falta :)
muas!

el maquinista ciego dijo...

Desgarrador texto, y no tanto por el dolor como por la inevitable irrupción de la luz y lo cotidiano en medio de la noche y el desierto que parece te crecieron en el pecho, no sólo en las manos…… (a mí de siempre me duele más incluso lo frío y objetivo, lo mundano, que la tortura auto inflingida… me dicen a veces que caso extraño, aunque veo que no aislado…)
Me fascina cómo, hasta donde he leído, consigues describir tan bien la inexplicable naturaleza humana, éste conjugar perfectamente al desfragmentado ser estático (sólo (in)capaz de gritar contra un espejo, aunque sin conexión entre voz y aliento), con el autómata accionado por el eco de secuencias alfanuméricas vitales continuamente repetidas, como por ejemplo poner en la tostadora el pan suyo de cada día, capaz de hacerlo también sólo gracias a viejos mecanismos preprogramados, y no a causa del hambre…

Me quito la gorra!! (que sería sombrero si no fuese yo maquinista…;)

(En cualquier caso, y en punto y aparte, feliz migración y vacaciones con aires frescos, y el deseo de que traiga en la maleta alguna que otra historia agradable y placentera para compartir, aunque esté escrita desde un par de pedazos ;))

(…y que nunca te falte el rebrote de un destello entre las sombras, aunque sea para poder escribir un par de líneas, dibujar algún boceto de estas arquitecturas tuyas…)
Un abrazo y bon voyage!

:Isza: dijo...

hola Aka! lo prometido es deuda, asi que pasa por "mi casa" que hay algo para ti.

Saludos =)

Otra vez a viajar al olvido dijo...

que lindo venir a leer con tanto frio...

kika dijo...

Que bello. Sobretodo el último párrafo...una imagen de abandono resignada, de una amor desesperado.

Que tengas un buen viaje!!

Mixha Zizek dijo...

Muy profundo Aka, te leí dos veces porque sentí esa fuerza que me impulsaba a releerte, para saborear tus imágenes y palabras una a una, parte a parte con trsiteza, resignación, nostalgia,la presencia del espíritu humano frente a la vida y a su realidad. Deslizandose haciendo una amalgama de sentidos y espacios entre cada fragmento. Observandote pedazo a pedazo frente al espejo encontrandote desfragmentado y pienso buscando unificarte, me encantó esta entrada es estupenda, besos

STAROSTA dijo...

HOLA


Es dificil pasar por trances como los que describes en esta entrada. Pero siempe hay que aprender a reinventarse y continuar. Cortar el lazo que nos ata y asfixia al recuedo de lo que fue......mejor es lo que vendra. Mañana, es mejor

Muy buena entrada. Felicitaciones

saludos


STAROSTA
(UN PRODUCTO DE SU IMAGINACION)

Scarlet2807 dijo...

Yo también te leí mas de una vez y sentí tu dolor que parte en mil pedazos el corazón.
Escribes maravilloso, te felicito!
Besitos en el alma y que tengas un bello fin de semana
Scarlet2807

C C RIDER dijo...

Al fin puedo comentarte, quería hacerlo con la satisfacción de haber escrito, mis dos últimas entradas, pensando un poco en tu manera de atajar la literatura. Un abrazo.

NuCeLaR dijo...

Tengo un buen pegamento para momentos así....ya sabes, soy la chica de los mil pedazos ;) Pase lo que pase, hay que reconstruirse siempre.


Disfruta de tus días de vacaciones, que enseguida pasan y volvemos a la pura realidad.

Un abrazo muy fuerte!

No.me.pises.que.llevo.chanclas. dijo...

Las fotos son preciosas y escribes fantásticamente bien!
Espero que estés pasando unas buenas vacaciones!!
Pasaba por aquí... y he echado un vistazo a tú blog... ¡¡enhorabuena!!
un beso

EMMAGUNST dijo...

L E N T A M E N T E. . .

está retornando mi AMIGO!!!

=)))

Brina dijo...

muy buen blog!!
Te invito a pasar por el mio. Un blog para levantar los animos!!
http://elblogdebrina.blogspot.com
Que estes bien!!

Gloria Reyna dijo...

Creo que no haga falta que diga que soy muy despistada, leeré con calma tu blog para saber cuales son tuyos y cuales no.
Perdona mis comentarios fuera órbita.
Un abrazo