Hacer estallar la mar hacia arriba


Hungry Ghosts - I Don't Think About You Anymore But, I Don't Think About You Anyless


"En África, cuando un anciano muere, una biblioteca arde". 
 Amadou Hampâté Bâ


Me hago piedra. Un canto rodado en un mar de piedras. Piedras que hacen estallar la mar hacia arriba. Me arrojo al mar: uno, dos saltos y luego quebrar la superficie. 
Hundiéndome. 
Sumergiéndome con la ligereza de una pluma. 
La verticalidad de la gravedad amortiguada. 
Caigo.
Caigo con suavidad entre la densidad de las aguas.  
Hasta el fondo.
Caigo a lo más profundo del mar.
A lo más profundo de mi mismo.

Imagino el reflejo de un instante perdido en su oscuridad. En el abismo que se abre bajo el oleaje. Vi el reflejo bajo el agua. Un destello gravitacional que atrae mi pétreo cuerpo. Dejo que la naturaleza del mismo me arrastre. Sin cuestionarme. Sin resistirme. Soy piedra cayendo. Acariciada por las aguas, abrazada por la fina arena. 
Recreo allí mi propio museo, un lugar donde el espacio aglutina al tiempo, o donde el tiempo se transforma en espacio. Memorias delicadamente diseccionadas, organizadas y exhibidas. Proyectadas al futuro para tenerlas siempre presentes, nunca pasado.





18 degustaciones:

c c Rider dijo...

Suspenso en el tiempo. Salvando el horizonte pareces regresar, trazas inmóvil, al sesgo un cuarto sembrado de maletas. A veces cuando pasa la tarde y ni cuenta me doy del cambio del día mientras leo junto a la ventana, tengo una sensación similar, una nostalgia que no se ubica, no es pasado pues es presente, como una piedra que se desprende del continente o emerge de las aguas, no es un reflejo, es una composición similar al encuentro de las cosas después írsenos la luz. Uno e infinito son lo mismo, una selección natural en potencia. Por eso, tu escritura se siente, es incandescencia, ciencia susurrante. El susurro ya sabes, la emanación del mundo, de las palabras, las personas, los elementos fundamentales, naciendo entonces lo líquido, lo aéreo, lo ardiente… Cuando para “otros” lo importante es la voluntad de poder, para nosotros, tal vez la intensidad…

Un abrazo, hambriento fantasma.

chatnoir dijo...

La ingravidez que nos regala el agua es como un sueño suspendido en el tiempo...
Como siempre sublimes tus letras.

Una abraçada!

Carmela dijo...

Es precioso Aka, me ha gustado mucho, y he viajado a ese mar en el que el espacio aglutina al tiempo, un lugar realmente hermoso.
Un beso

La música es perfecta para ese viaje.

i*- La que canta con Lobos dijo...

Me gustan las piedras por su estabilidad y quietud, pero no me gustan cuando se erosionan, chocan y permanecen inmóviles. No caigas. Un beso!

el maquinista ciego dijo...

La caída de y hacia el inconsciente, sin oponer resistencia, sin hacer preguntas ni plantear dudas, sin dejarse arrastrar por la losa que a veces es la pesada consciencia de nuestra propia existencia… simplemente dejarse caer en suave caricia líquida…en ese instante en que todo el universo se concentra para abrazarnos y amortiguar el cambio de estado….

Las fuerzas magnéticas y gravitacionales invertidas, transmutadas, convertidas en delicadeza metafísica, obligadas por la ternura del mar a abandonar su condición de meras cuerdas sujetando lo material para transfigurarse en pura energía en suspensión, desafiando al tiempo, al espacio, e incluso a su propia esencia de leyes irrefutables.

La mayor revolución: atreverse a sumergirse en uno mismo. Haciendo de un reflejo lejano el propio museo. Mar-avilla…

Un placer como siempre, Aka. Y al leerte se me antoja que la tarde de domingo es un buen momento para hacerme piedra y de un salto arrojarme al fondo de mí misma, perseguir el destello sumergido…….a ver qué encuentro ;))

Fortísimo abrazo!!

Aka dijo...

Curiosa esa nostalgia desubicada Rider, también a veces me invade, y en ocasiones es incluso una nostalgia de cosas no vividas o inventadas, sencillamente nostalgia, un sentir, un mar de reflejos y olores que va y viene, zarandeando el presente. Como la marea, suben de repente para luego retirarse. Se muestra como un susurro, sabe que se atiende mejor a los susurros que a los gritos. El grito, la orden, la imposición acaba por ignorarse, pero la calidez de un susurro, su misterio es imposible de ignorar, más cuando el mensaje no se entiende y queda el secreto, la incognita de lo desconocido por descifrar.

Un abrazo fuerte, amigo, aguardando que entre lectura y lectura junto a la ventana encuentres tiempo para la escritura.

Aka dijo...

Nada mejor que un baño y el poder saneador del agua en todas sus formas... será porque somos en un gran porcentaje agua, que en ella, todo y ser no nuestro medio, nos encontramos tan a gusto... suspendidos, ingrávidos, y donde tienen lugar el mayor número de eurekas! por algo será supongo.

Una abraçada ben forta Chatnoir

Aka dijo...

Muchas gracias Carmela, me alegra que te gustase la música... sensación semejante a la descrita tengo muchas veces al ver las fotos de tus entradas, las olas, el mar, la luz del mediterráneo, tan familiares, tan próximas y a la vez tan lejanas últimamente.

Un beso

Aka dijo...

Loba, su estabilidad da confianza, pero también genera inmovilidad, por eso no es malo que la marea las zarandee un poco, las vaya moldeando... quién sino, el cambio viene de dentro y de fuera, para que venga de dentro debe perderse la estabilidad, caer dentro de uno mismo y tomar conciencia de ello ;) caer no es malo, se gana una nueva perspectiva de las cosas... y quién sabe, quizás en el fondo se encuentre una senda mejor por la que andar :)

besos y abrazo aullados

Aka dijo...

Maquinista, bellas tus palabras, siempre mejorando y ofreciéndome nuevas lecturas de mis escritos, los cuales muchas veces escribo con poco convencimiento y mucha ignorancia del porque escribo lo que escribo... misterio lo que esconden las palabras. ¿Quién las inventó? Espero que en esta tarde de domingo la inmersión haya sido una bonita experiencia, encontrando un pequeño tesoro de aquellos que perdemos u olvidamos en los bolsillos o en el fondo de un cajón y que dibujan un sonrisa cuando topamos con ellos de nuevo por casualidad. Es grato bucear en uno mismo cada tanto, simplemente dejarse llevar por quién sabe qué por dentro de uno mismo, verse como un ajeno... quizás sea la única manera de entendernos, de conocernos a nosotros mismos, aunque sea un poquito, pues se me antoja que en mi caso muchas veces me doy cuenta de cuan desconocido me soy a mi mismo...

De retorno ese fortísimo abrazo

Patricia Mtez Mtez dijo...

Analogías, dentro y paralelamente en distintas argumentaciones...

un saludo

Aka dijo...

Si eso parece Patricia :) conocerse a través de una imagen cognoscitiva ajena (per speciem alienan)...

de vuelta el saludo

Lazaro dijo...

Zambullirse en el mar de la introspección, de la manera que tu lo enfocas, aprendiendo del pasado para afrontar el futuro es siempre saludable. Tu poema es como una meditación trascendental. Un abrazo amigo.

Aka dijo...

Gracias Lázaro. Aprender del pasado para emprender el futuro siempre es bueno, aunque el pasado raras veces se repite en el futuro, es un buen ejercicio que conviene hacer de vez en cuando para conocernos e intentar entendernos un poco mejor. A ese gran desconocido que somos nosotros mismos cuando nos observamos con cierta perspectiva.
Un furte abrazo amigo.

vera eikon dijo...

Piedra cayendo a la vida. Es en el peso donde la vida es. La ligereza sólo en los sueños, y hay sueños que están llenos de piel, y de corazones que pesan y no podemos sostener. Sólo en la muerte nada habrá que nos ate...Me encantan estos textos tan poéticos, preñados de algo tan universal que apenas se puede pronunciar, sólo soslayar. Y quizás el soslayo sea la misión del arte...
Bicos!!

MAR dijo...

halagada es lo mínimo
me siento...
http://www.youtube.com/watch?v=ePatJIwB-sI


y me arriesgo a que no te guste pero me arriesgo, y me desorbito
no sabes lo que deseaba volver...

besos

Aka dijo...

Y a mi me encanta la interpretación que le has dado al texto Vera, no deja de sorprenderme como de un texto que no sabía ni de donde venía ni a donde iba, otros, como en tu caso, lo interpreten de una manera tan maravillosa... las piedras como metáfora de la vida, la ligereza para el mundo de los sueños cuando no se empapan de realidad.
Besos ligeros, y perdona por responder tan tarde no había visto el comentario!

Aka dijo...

Halagado yo de tu visita y comentario, con video musical incluido... si que me ha gustado, desconozco al cantante, así que voy a escuchar alguna cosa más para hacerme una mejor idea ;) Pero la canción seleccionada un buen regalo. Prometo en mi próxima visita por tu casa a darme tiempo para dejar algo en el buzón...
besos de mar estallada