Kriva Drina


Soap&Skin: Fleischwolf


El hombre sin rostro se tatúa una expresión, sube al púlpito y predica sus gritos silenciados. Siembra dentelladas al aire que propagan violencia edulcorada en palabras que caen como espigas de agosto. Carmesí fluye el río.
Meandro grana desde el cielo. 

Plumas tintadas de bermellón aglutinadas en el suelo. Picos desgastados en sus orillas, saciados de carcazas. El Drina, río curvado,  serpentea en sus noches. Teñido. Rostros purpúreos en las orillas.
Corinto el pelaje del perro. Manchado.
Encarnadas las amapolas. 

Gemidos que respiran mudos en sueños compuestos por la cruel materia delicada de las flores. Con el alba llora pétalos, pétalos blancos como de humo al recordar sus orillas. El llanto inútil, invisible, bajo sus aguas. Pétalos blancos de los que se alimenta. Blanco sobre rojo. Labios heridos. Rojo sobre blanco.
Presente y pasado discurren paralelos. 
Indisociables. 
Dos paralelas que se cruzan.



40 degustaciones:

Ina dijo...

Así están las cosas... no??
Un saludo!

Vera Eikon dijo...

Esto es pura maravilla...Lo degustaré con calma y ampliaré mi comentario. Besito...

chatnoir dijo...

Muda me he quedado...
Brillante.

Besos.

El Joven llamado Cuervo dijo...

Hermoso. El hombre sin rostro, Hoy pasé frente a una librería religiosa. y veo: "Como aprender a ser tolerante". Pensé, después, ellos me quieren enseñar a ser tolerante, después de tanta historia de rojo sobre blanco?
Bueno, no sé qué tiene que ver, pero eso me vino a la cabeza

Carmela dijo...

Dos paralelas que se cruzan y terminan bajo las mismas aguas, tiendo el blanco de rojo.
Es hermoso lo que has escrito Aka.
Un beso

i*- La que canta con Lobos dijo...

Labios Rojos, muy pasional. Paralelas que se cruzan y se tocan? Un abrazo.

aina dijo...

Aka, aquí has escrito todo un poema en prosa, tan lleno de matices como nos tienes acostumbrados, rico en olores, texturas, colores...

magnífica tu sensibilidad, poeta!.

Aka dijo...

Si, así de mal andan las cosas en muchos sitios, han estado peor por aquí, y esperemos que no se repitan.
Saludos Ina

Aka dijo...

Gracias Vera, aguardaré impaciente esa ampliación del comentario.. besos

Aka dijo...

A repintarse la boca y volver a gritar Chatnoir!
abrazo

Aka dijo...

Joven, no sé cómo pero si que tiene que ver el comentario con el texto. Lo escribí porque una amiga bosnia me comentó el otro día que seguía soñando con la guerra de hace ya más de 15 años, cuando era una adolescente y se exilió en Suecia con sus padres. Una guerra religiosos-étnica, y tienes toda la razón, no creo que exista religión alguna que pueda permitirse el lujo de enseñar tolerancia, ni por su historia ni por sus discursos actuales, que suelen quedar lejos de la tolerancia a ideas que no coincidan con sus doctrinas.
Un abrazo, y un placer verlo por aquí!

Aka dijo...

No sé si es precioso Carmela, más bien lo encuentro monstruoso, no en sus palabras, pero en su contenido. Me pregunto con frecuencia por la necesidad de embellecer las cosas.
Besos

Aka dijo...

Loba, violento más bien... el rojo aquí es más violencia que pasión, si bien la violencia puede considerarse subproducto de la pasión, quizás por ello esa relación de colores en ambas facetas.
Besos

Aka dijo...

Gracias Aina. Lo de poeta mejor no, me suena muy grande, muy lejos estoy de eso.
abrazo

Vera Eikon dijo...

Confieso que en un principio me limité a paladear la belleza de tus palabras, entusiasmada y consciente de que este es el texto más poético que te he leído. Le has dado libertad a tus manos para construir las imágenes que poblaban tu mente, por encima de las estructuras narrativas. Ayer mismo le comentaba a CC que me había encantado tu texto y que estaba convencida de que eres un poeta(aunque yo no me considero nadie para afirmar esto, pero cuando te leo lo siento así). Y el se reía porque está claro que continuamente hago comentarios al respecto en tu blog, como si en cierto modo estuviera empecinada....quizás me subyuga esa idea del "poeta científico". Pero la manera en que tu concibes la naturaleza y esa delicadeza tuya a la hora de transfigurarla en palabras me cautivan...
Y en cuanto a este texto, en mis posteriores lecturas comencé a preguntarme acerca de la historia de ese río carmesí, y sobre las facciones de esos rostros púrpuras que tiñen sus aguas. Ahora que he leído tus comentarios ya me ha quedado claro. Seguramente sean los púlpitos los lugares desde los que se hayan desatado más guerras....Es terrible.
Gracias por este texto tan hermoso. Un abrazo enorme
Ah! Y esa llorar pétalos....cuánta belleza

miette dijo...

Me gusta este formato más corto. Pura Esencia Aka.
besote con 20 grados. Amigo, aquí no llega el frío ni de broma.

Daniella Grego dijo...

adorei o texto e as imagens.
[como de costume]


um beijo

BELLARTE. dijo...

La guerra hace que deseemos aquello que no nos pertenece. Desata la bestia en el hombre.

Aka dijo...

Es cierto Vera, en este texto me liberé de la necesidad de crear un argumento o un contexto, y me limité a escribir las impresiones que me asaltaron al ponerme a escribir. No soy muy dado a la poesía, de hecho la tenía abandonada hasta hace poco cuando empecé a visitar vuestros blogs, así que no me considero poeta, de momento suele vencerme la necesidad de relatar algo... debo ir suprimiendo poco a poco mi perfil más analista de "científico" para ello supongo. Pero me halaga que me consideres poeta-científico :).
Si, en el texto quise evitar usar referencias directas a lo que me imaginaba que ella pueda soñar, simplemente me hablaba de su ciudad, del río Drina y los famosos puentes serbio-bosnios que un día unieron culturas y pueblos y que durante la guerra todos querían tirar abajo para aislarse e impedir el acceso de lo otro. Así que evité las palabras guerra, muertos, buitres, cuervos,etc... y miré de usar elementos de éstos o colores que pudiesen despertar estas imágenes. La belleza ha de estar en todos lados, creo que sin ella moriríamos, por eso la necesidad de buscar belleza incluso en las guerras... las hace más trágicas si cabe, más humanas.
Besos y gracias por el comentario extendido, buen fin de semana!!

Aka dijo...

Un formato más fácil de leer en un blog, lo sé... pero me cuesta tanto controlarme cuando me pongo a "hablar" que no paro.
Besos Miette, pero aquí nada de 20 grados, 5 lo máximo si hace algo de solete por la mañana.

Aka dijo...

Muchas gracias Daniella por dejar tus huellas...

beijos

Aka dijo...

La guerra supongo que lo desata todo Bellarte, lo peor y lo mejor de los humanos, pero lo que más destaca sin duda es lo peor, y en un conflicto lo que más suele abundar... instinto lo llamarán algunos, pero no sé. Instintos calculados y orquestados si es eso posible...lo peor sin duda.
Abrazo!

Vera Eikon dijo...

¿Sabes, Aka? Hasta hace unos meses a mí ni se me había pasado por las mientes la idea de escribir versos. Así que, como tú dices, yo no me considero poeta(eso me viene muy grande, sin embargo sí que veo poesía en ti y en otros a los que leo, y entonces pienso que la única palabra que puede recoger esa sensación que me sobreviene al leeros es "poeta". Lo que resulta curioso, pues yo me siento incómoda en ella..), sólo una persona que tiene una necesidad de escarbar en la palabra, y comprobar todo lo que puede subyacer en ella, sean imágenes, músicas, colores, alientos.....Ahora al leer lo que dices acerca de tu amiga me he estremecido. Porque en cierto modo, a pesar de lo crudo, no deja de resultarme metafórica esa imagen de una guerra destruyendo puentes. Cuando uno escribe(o pinta, o esculpe, o fotografía..)uno está creando un puente entre nuestro mundo particular, y el del otro que es capaz de identificarse y de este modo a través de lo particular sobreviene lo universal, porque al fin y al cabo todos somos individuos y todos somos seres humanos. Por lo que crear puentes nos humaniza. Sin embargo destruir puentes es como cortar las vías por las que el corazón irriga la sangre a todo un cuerpo, a todo un pueblo, a la humanidad. No hay nada más deshumanizador que la guerra,aunque la guerra sea también una creación del ser humano. Besos

Carmela dijo...

Aka, yo creo que la hermosura de las cosas, radica precisamente en la verdad de su esencia, en su raíz, y cualquier cosa, hasta las mas horrendas, como son las guerras, pueden narrarse, contarse o comentarse desde las impresiones o sentimientos desatados, desde el alma, y en eso radica su hermosura.
Sigo creyendo que es hermoso.
Besos

Frida la llorona dijo...

De una guerra has pincelado y bordado verdadera belleza. Aunque siempre lo haces. Es un placer extremo paladear tus textos; me remueves recuerdos sucios y se me revelan bellos en tus letras. Gracias Aka.

Un munt de petons.

(No deixis mai d'escriure, no ho facis, seria un pecat).

Yo dijo...

Cómo algo escrito tan bellamente puede esconder aletargado semejante barbarie; es tremendo, Aka. Has usado un lenguaje hermoso abordando esas edulcoradas excusas que el hombre utiliza para suavizar sus grandes pecados.
Sinceramente, ante la sutileza utilizada por tu pluma, la fuerza no se halla alejada ni en una sola palabra teñida en ese color encarnado. Queda patente la rabia.
Me encantó, como todo ese conjunto de imágenes que reposan a los pies de tu texto. Enhorabuena.
Un fuerte abrazo.

Aka dijo...

Supongo que todos nos sentimos mal siendo catalogados Vera, o nos dan vértigo las palabras y sus significados. Al menos a mi me pasa con "profesiones" como las de poeta, artista e incluso científico, palabras con las cuales me siento incómodo, no por el oficio en sí, sino porque les atribuyo una filosofía que idealizo en ellos que luego no suelo encontrar en la mayoría de los casos, pero supongo que es un problema mío, quizás les atribuyo un ideario que no corresponde con la realidad. Eso me pasa en ciencia, y por ello me he llevado muchas decepciones, pero entiendo lo que dices, y me halaga que me consideres una persona que escarba en las palabras, un minero del lenguaje, no está mal para empezar.
La guerra y los puentes realmente resulta de lo más metafórica, es una imagen que resumen muy bien una guerra de estas características, peor casi que levantar barreras, es destruir puentes donde los había para unir pueblos. Nada más humano que una guerra, capaces de lo mejor y lo peor. Besos.

Aka dijo...

Tienes razón Carmela, y gracias por insistir en que el texto te parece hermoso. Necesitaba hacerlo con belleza, supongo que es necesaria, o al menos a mi me lo parece, para seguir viviendo, y eso hace que la busquemos en todas partes. Algo hermoso en medio de una tragedia hace que ésta aún resalte más y se manifieste con más peso, al tiempo que nos recuerda que estamos vivos, y que no hay nada como la vida y su belleza intrínseca.
Besos y buen fin de semana!

Aka dijo...

Gracias Frida por el comentario, no puedo imaginarme como son unos recuerdos de esta naturaleza, ni unos sueños tan siquiera por mucho que me los expliquen, pero me conmueve saber que quien los tiene puede identificarlos.

Petons i una forta abraçada

Aka dijo...

Que satisfacción que la rabia o violencia de los hechos no hallan quedado sepultadas bajo la belleza de las imágenes, y los colores hablen por si mismos. Muchas gracias por el comentario Yo, un abrazo bien fuerte.

Lazaro dijo...

Esto Aka es casi un lienzo, impregnado de oleos de colores purpureos, mezclados con sangre, sentimientos y falsos credos.Un abrazo amigo.

No.me.pises.que.llevo.chanclas. dijo...

te diría que es un texto precioso, pero simplemente te diré que es magnífico, que lo he podido paladear, pero que al final se me han puesto los pelos de punta...! un escalofrío recorrió mi cuerpo! besosss

C C rider dijo...

En otros tiempos la guerra era material para algunos poetas que no mencionaré. Lo sucedido en la antigua Yugoslavia es el drama de los fanatismos beneficiados por el poder del armamento. Un profesor de fotografía me regaló un libro suyo sobre aquello, y leí una sola vez. Supongo que las heridas estarán cicatrizadas, sin dejar de ser, heridas.

Un abrazo enorme.

Aka dijo...

Cierto Lázaro, me dio por usar colores esta vez para mirar de describir las sensaciones... obviamente predominaron rojos y derivados, me parecieron los más adecuados para la escena. Un abrazo.

Aka dijo...

Gracias No.me.pises por el comentario, espero que estén deserizados los pelos y no te fueses a dormir como un puercoespín.
Besos!

Aka dijo...

Eso parece Rider, las heridas cicatrizan, se cierran pero la señal queda grabada en el cuerpo, deja de doler pero topamos con ella y nos recuerda el dolor de entonces... es lo que tienen las cicatrices. Fanatismos de todo tipo y negocios siempre han sido la peor combinación, por detrás alimentamos los fanatismos con armas y recursos, y por delante los tachamos de irrespetuosos con los derechos humanos, etc... en fin, cuantas cosas por arreglar. Pero como dijo no recuerdo quién, "no te quejes del tiempo que te ha tocado vivir que para eso has nacido tu, para cambiarlo". Difícil objetivo pero interesante punto de vista.
Un abrazo fuerte, esperando con paciencia algún que otro caracol

BELLARTE. dijo...

Mi queridísimo Aka, te quiero pasar un obsequio que recibí esta mañana. Pasa por mi blog porfavor.

Con K. dijo...

Muchas veces nos tatuamos el rostro y nos herimos los labios pero en silencio.

Ojala tuviera mas palabras, pero debo reflexionar mas sobre la corriente del tiempo y los gestos.

En fin, lo he disfrutado mucho y por eso te doy las gracias.

Perdón por haberme tardado, ahora tambien yo me quedo a leerte mas. Saludos.

Aka dijo...

Gracias por tu comentario Con K, por tu paso y tu decisión de quedarte. Demasiadas caras tatuadas y labios mordidos a escondidas, es cierto... no es fácil ver la sinceridad emerger.

Un abrazo.

MAR dijo...

yo sí que me quedo contigo... me encanta