Me dormí y recité entonces mis más hermosos poemas



Nervo Zeleman (Cornellà, Barcelona 2005)
Letra: fragmentos de "Altazor, Canto I" de Vicente Huidrobo.
Música: Antonio, Raul, Alex.

Nervo Zeleman fue un experimento musical que nació a los veintitantos. De padres ciegos y madres con ojos llenos de navíos lejanos. Una música que caía entre una estrella y dos golondrinas, en arcoiris bordados en lágrimas de rocío y sonaba como dirigibles que van a caer. Un cielo que cayó vertiginosamente, por la atracción de la muerte, pues la muerte tiene más poder que los ojos de la amada... ojos de descanso, de reposo bien ganado.

"Los verdaderos poemas son incendios. La poesía se propaga por todas partes, iluminando sus consumaciones con estremecimiento de placer o de agonía.
"Se debe escribir en una lengua que no sea materna.
"los cuatros puntos cardinales son tres: el sur y el norte.
"Un poema es una cosa que será.
"Un poema es una cosa que nunca es, pero que debiera ser.
"Un poema es una cosa nunca ha sido, que nunca podrá ser.
"Huye del sublime externo, si no quieres morir aplastado por el viento.
"Si yo no hiciera al menos una locura por año, me volvería loco.



fragmento de Altazor (Vicente Huidobro 1893 – 1948)
Altazor morirás Se secará tu voz y serás invisible
La Tierra seguirá girando sobre su órbita precisa
Temerosa de un traspié como el equilibrista 
sobre el alambre que ata las miradas del pavor.
En vano buscas ojo enloquecido
No hay puerta de salida y el viento desplaza los planetas 
Piensas que no importa caer eternamente si se logra escapar
¿No ves que vas cayendo ya?
Limpia tu cabeza de prejuicio y moral
Y si queriendo alzarte nada has alcanzado
Déjate caer sin parar tu caída sin miedo al fondo de la sombra
Sin miedo al enigma de ti mismo 
Acaso encuentres una luz sin noche
Perdida en las grietas de los precipicios

Cae
Cae eternamente
Cae al fondo del infinito 
Cae al fondo del tiempo
Cae al fondo de ti mismo
Cae lo más bajo que se pueda caer
Cae sin vértigo
A través de todos los espacios y todas las edades 
A través de todas las almas de todos los anhelos y todos los naufragios
Cae y quema al pasar los astros y los mares
Quema los ojos que te miran y los corazones que te aguardan
Quema el viento con tu voz
El viento que se enreda en tu voz 
Y la noche que tiene frío en su gruta de huesos

Cae en infancia
Cae en vejez
Cae en lágrimas
Cae en risas 
Cae en música sobre el universo
Cae de tu cabeza a tus pies
Cae de tus pies a tu cabeza
Cae del mar a la fuente
Cae al último abismo de silencio 
Como el barco que se hunde apagando sus luces

Todo se acabó
El mar antropófago golpea la puerta de las rocas despiadadas
Los perros ladran a las horas que se mueren
Y el cielo escucha el paso de las estrellas que se alejan
Estás solo



7 degustaciones:

Lazaro dijo...

A ver, que no lo pillo... El poema me gusta, pero entiendo que lo que suena en el audio es un experimento musical de hace años en el que si no me equivoco ¿estabas tú?... ¿Qué tocabas?...

Aka dijo...

Exacto amigo Lázaro, el audio forma parte de un grupo en el que toqué durante una temporada hace ya bastantes años. Principalmente tocaba el bajo, que es el instrumento que más he tocado, pero luego entre todos nos encargábamos de aportar ruidos-sonidos a samplers, etc, que incluíamos a los ritmos, o usábamos para crear atmósferas.
Me alegra que te guste el poema, es un "clásico", si buscar el original en internet podrás leerlo al completo, es un curioso texto que juega con el lenguaje.
Un abrazo

Lazaro dijo...

¡¡El bajo!!... A mi me encanta la percusión, y una vez empecé a tontear con una guitarra eléctrica, pero nada serio, no pasé de armar escandalo y molestar a los vecinos... No he tenido nunca la sufiente constancia para aprender música... ni música, ni nada de nada... Un abrazo.
Pd: imagino que sigues tocando el bajo, aunque solo sea por hobby...

Aka dijo...

Si te gusta la percusión, una razón de más para cuidarte esas manos que rompes de vez en cuando. En realidad hace años que no toco el bajo, no lo traje conmigo a Suecia al principio, y sigue en Barcelona... a ratos y temporadas rasgo una guitarra española que conseguí aquí de segunda mano... quizás en el futuro me vuelque de nuevo un poco más hacia la música, aunque sea por hobby, es agradable tocar con otra gente y compartir una actividad como esa.
Un abrazo

çç dijo...

Estamos tan acostumbrados, bueno, nos quieren acostumbrar, a una música sin poesía que… siempre es un vértigo almendrado, para amedrentar el mal gusto, próspero e infame que envilece y se acomoda…, tampoco sabía de tus prehistorias musicales. Este corte es genial. Me hace recordar a grupos como “Cabeza borradora” o “manta ray” hace 15 añitos. En mi caso, musical digo, no he tenido la suerte de compartir lo poco que sé/toco de música, y eso que hace unos años estaba metido de lleno en el guitarreo jazz. Hace poco cambié aquella guitarra por un piano. Esta semana para escucharme, grabé un corte. Ahora lo subo para enviártelo. Abrazos.

http://www.goear.com/listen/c13d759/www-mmm

Aka dijo...

Gracias ÇÇ por el comentario, ante todo recuerdo esos tiempos prehistóricos con cariño, por el tiempo compartido con otros, con la ilusión de un proyecto compartido que me permitía olvidarme de la tesis doctoral y la ciencia por unas horas cada dos días. Recuerdo haber visto el anuncio de tu guitarra en una de tus entradas en el blog hace ya un tiempo... lástima, pero bravo por cambiarla por un piano en lugar de por unos euros. El corte que me mandas resulta interesante, me encanta especialmente las notas disonantes que suenan en medio del tema, como si hubiese un segundo piano que no escucha al primero pero escuchándolo. Me recuerdan a algunas de las primeras grabaciones que escuche de John Zorn y su sello discográfico de música experimental y Avantgarde. Durante unos años me aficioné a comprar y escuchar discos experimentales de su discografía de compositores japoneses, hebreos, etc... todo un reto para los oídos.
Miraré de subir alguna pieza más de esos tiempos.
Abrazos

etcétera dijo...

"los cuatros puntos cardinales son tres: el sur y el norte."

Wow!